viernes, 10 de mayo de 2013

Jake Gyllenhaal y Michael Peña se enfrentan al cártel de Sinaloa en "Último Turno"

Hoy llega a la pantalla grande la cinta "End of Watch" (titulada como "Último Turno" en México), protagonizada por Jake Gyllenhaal y Michael Peña, quienes personifican a dos jóvenes policías de Los Ángeles que establecen una estrecha relación de amistad y juntos combaten el crimen en uno de los barrios más complicados de South Centre en la ciudad. Ahí ambos quedan atrapados en la mira de una de las más conocidas organizaciones criminales, el cártel de Sinaloa.

Aunque ahora llega a México, la película es de 2012 y fue escrita y dirigida por David Ayer ("Día de entrenamiento"), quien está casado con una mexicana que conoce las problemáticas relacionadas con el narcomenudeo, aunque el cineasta asegura que esta situación también se vive en su país.

Para dar vida a sus respectivos personajes, Gyllenhaal y Peña hicieron rondas en la zona con mayor índice delictivo de Los Ángeles a lo largo de cinco meses. El primero, por ejempolo, notó las dimensiones de verse inmerso en la película cuando en su primera noche de patrullaje, acompañado de los policías, se enfrentó a una escena real de un asesinato de un traficante de drogas. "En mi primer viaje que fui, alguien fue asesinado en frente de mí. Fue un tiroteo de pandillas que estaban obviamente relacionadas con las drogas. Éramos el segundo coche en la escena y no tenía ni idea de qué esperar. Me daba miedo en ese momento porque es muy fácil caer en la complacencia”, expresó el actor.

Por su parte, Peña -de ascendencia mexicana- se dedicó a investigar los sucesos criminales que se han desencadenado en su país de origen y la forma en que se articulan las mafias. "Aprendí acerca de la guerra contra las drogas desde la perspectiva americana que es increíble. Hice un montón de investigación y realmente me interesé en aprender acerca de uno de los cárteles más importantes, Los Zetas, y la forma en que han sido entrenados por las fuerzas especiales de armas estadounidenses", aseguró.

Para darle realismo a la historia, Ayer utilizó varias cámaras. Algunas fueron montadas en las patrullas, otras las portaba el oficial Taylor quien documentaba sus vivencias y otras más las tenían los pandilleros quienes filmaban sus propias “hazañas” desde teléfonos celulares.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario