jueves, 24 de septiembre de 2015

Everest, inevitabilidad a 8000 metros de altura

En la primavera de 1996 después de llegar a la cima de la montaña más alta del mundo, una inesperada tormenta atrapo al grupo al descender, fallecieron 15 personas en la cumbre del Everest convirtiendo este evento en el más trágico de la historia del coloso. Además, entre los ocho que fallecían durante el descenso de cima del día 10, se encontraban los directores y guías de montaña de las entonces más importantes compañías de guías de altitud del mundo: Rob Hall, director de Adventure Consultants; y Scott Fisher, de Mountain Madness.

Es en estos hechos en los que se basa el libro Left for Dead: My Journey Home from Everest, de Beck Weathers, que narra la historia real de la trágica expedición ocurrida hace casi 20 años; Así como la película del islandés Baltasar Kormakur, -Armados y peligrosos 2013- que toma parte de ésta historia y la traslada a la pantalla grande. Y podemos decir que ha logrado un buen producto, con momentos brillantes, que logran trasmitir la angustia y desesperación del entorno. Su exigencia de filmar la cinta en un escenario natural logra esa sensación de grandeza que despierta al mismo tiempo ansiedad en el espectador.

El elenco integrado por los actores Josh Brolin, Jason Clarke, Jake Gyllenhaal, entre otros viajó a Katmandú, para filmar las escenas del viaje de la expedición al campamento base, ubicado a 4,800 metros de altura.

Sus encuadres resultan impresionantes y angustiosos por momentos. Técnicamente es impecable y en pantalla grande, consigue, poco a poco, generar un ambiente y tensión especiales.

EVEREST
Productora: Working Title, Universal Pictures, Emmett/Furla Films
Director: Baltasar Kormakur
Guión: William Nicholson,, Simon Beaufoy
Reparto: Jason Clarke, Josh Brolin, John Hawkes, Jake Gyllenhaal, Martin Henderson, Emily Watson, Michael Kelly, Thomas M. Wright, Robin Wright, Sam Worthington, Mia Goth, Keira Knightley, Elizabeth Debicki, Clive Standen, Tom Goodman-Hill